viernes, 27 de abril de 2012

EL LUJO MAL ENTENDIDO







Hola a todos

Hoy no voy a hablar de ningún gadget, ni de ningún alimento ni de nada en particular que os pueda interesar, simplemente es una reflexión mía. Voy a hablaros de la fiebre que nos ha dado de adquirir o desear los productos llamados Premium o el lujo mal entendido.

Ah  son inmunes al Fairy

Como todos sabéis, en la vida siempre han existido clases, para desgracia del que está abajo y para fortuna para el que está arriba, eso de que mientras haya salud, que se lo expliquen a la familia con tres hijos e hipoteca colgando.

A veces cuando veo la televisión o leo una revista de consumo o artículos de lujo o incluso el dominical de algún periódico, no puedo por  más que ponerme a reflexionar hacia dónde vamos y que queremos ser de mayores.

Yo siempre he dicho que si puedes comprar bueno, no compres malo, sé que es un topicazo el hecho de decir que lo bueno sale más barato y que lo malo sale caro, por cierto frase muy socorrida en la gente mayor; pues si, antes podía ser que sí, pero ahora como algunos cerebritos se han inventado eso de la obsolescencia programada y lo de fabricar en países donde no se respetan los derechos humanos ni tan siquiera la legalidad internacional, la verdad es que me rechina un poco. Voy a explicarme.

Antiguamente cuando alguien compraba un producto de alta gama, se notaba, se notaba la calidad, se notaba lo exclusivo, el diseño y sobre todo a la gente que iba “a la page” les volvía loco poderte pasar por las narices el reloj exclusivo, el bolso o el modelito de turno. Ahora con la globalización sobre todo por la globalización de las falsificaciones, todo el mundo va uniformado, unos van de Cristiano Ronaldo, otros de culturetas, actores barbudos, comunistas de Giorgio Armani, otros dicen que no saben vivir si un artilugio que lleva como anagrama una manzana mordida, en definitiva, una uniformidad que recuerda a tiempos de infausto recuerdo, la diferencia es que ahora la dictadura no se hace con armas pero si con recursos monetarios y creando una necesidad inexistente.


Precios altos e inaccesibles, pero calidad sin reservas

A veces cuando veo uno de esos programas de gente por el mundo, marcianos por el mundo, albaceteños por el mundo, catalanes por la luna, madrileños por el polo, cuando salen hoteles o restaurantes o tiendas de lujo, no deja de sorprenderme una cosa, un denominador común, en todos el vendedor/a, director/a de hotel o el chef/….. Lo siento no hay a, siempre se vanaglorian de que entre sus clientes esta Madonna, o Britney Spears, por no decir el binomio  Angelina Jolie/ Brad Pitt o los Beckham, aunque el clímax siempre se alcanza si el afortunado cliente es S.A.R. El Príncipe Charles de Inglaterra, entonces las reacciones orgásmicas del/la responsable de atención al cliente o director o propietario, alcanzan magnitudes explosivas. Antiguamente el culmen del deseo era que a dicho establecimiento acudiese Su Majestad el Rey de España, que desde estas páginas deseamos su pronta recuperación a nivel general y sobre todo emocional, que ahora por lo visto entre el pijerio o la clase intelectual ya no esta tan bien visto.  Mi humilde opinión es la siguiente, si todos estos personajes hubiesen estado en todos los sitios que dichos empleados afirman que dicho personajes han estado, dichos personajes deberían tener un mínimo de trescientos años, si no a mi no me salen las cuentas de edad., Matusalén seria un aficionado al lado de semejante plantel de longevidad.

Pero el esperpento llega cuando dichos empleados, todos muy morenos y de dentadura sin mácula, nos regalan los oídos con los productos que compran, comen o los tratamientos corporales que disfrutan sus VIP. (Viaipi) para los que pronuncian muy bien el idioma de Shakespeare, aquí es donde hay que echarle cuajo, pondré unos ejemplos:

Una botella de champagne con laminitas de oro. Explicarme para que sirve esto, salvo que quieras que los dientes te queden como la rumana que vende la Farola en la calle o el cruce (saludos desde aquí a todas las rumanas/os).

que bonito


Una chaquetita con colas de marta cibelina y orejas de búho del Panamá. Que me explique uno de estos señores/as que placer pueden sentir amputándole la cola o las orejas a un animal, imagino que si los penes humanos se pusieran de moda en la alta costura, el modisto se moriría de hambre, aunque siempre quedaría el socorrido cerdo, del cual todo vale, ademas por que matar a un animal, para vestir a otro..No hablemos de los chandals Premium, abajo os pongo dos buenos ejemplos.

precioso


modelo ideal para comprar los churros un domingo matinero



Masaje reparador de caviar. Aquí si que si me pinchan no me sacan sangre. Ya me contareis para que te sirve dar un masaje de caviar yo siempre he creído que el caviar se comía y el masaje te lo dabas después con la chorba de turno, eso sí, amenizado con un buen champan o cava. Imagino que darte el masaje con callos a la madrileña debe ser vulgar y debe picar. Todo será que un lumbreras del marketing lea estas líneas y haga tendencia.

excelente baño relajante

Aunque la naturaleza también nos regala buenos spas


Gafas hechas con con caparazón de tortuga del pacifico. Qué coño de daño le habrá hecho la tortuga al cretino que se las compra, además les quedan como el culo.

pero que fashion


Zapatitos de piel de lagarto de Extremadura. Si pagas puedes matarlo y calzarlo, si un pobre hombre caza uno para comer, el inteligente de turno le endiña 6000 € de multa o talego, genial.


botas ideales para que te den una paliza en  la puerta de una discoteca. Con el chándal  de arriba increíble.


Y no hablemos de los viajes. Viaje por el África negra. El colmo del surrealismo. Las personas en cuestión que contratan el viaje, sobre todo y ante todo, lo primero que quieren es exclusividad, ósea que cada vez que el bwana de turno quiere cagar, llegue el negrito de turno y le ponga un cubo de hojalata en el culo, eso sí, con funda de algodón egipcio, no sea que su noble culo se escalde. También es muy de valorar que en el poblado adjunto haya mucho sida y dengue, porque cuando se explica en las reuniones sociales el tema da mucho juego y el te sabe mejor, si hubiese ébola ya no irían por que se acojonarian. Por no decir toda la parafernalia de huesos, pulseritas, cuernos de elefante y morralla para regalar a los amigos o familiares, lo que no explican son los pocos escrúpulos que tiene al regatear los precios de dichos artículos.


Modesta choza tribal

Donde esté el lujo



En el campo de los bebedizos y gastronomía la cosa alcanza hitos históricos, antes las bebidas se dividían en muy caras, caras y asequibles, ahora son caras, carísimas e inalcanzables, que si este vodka sabe a fabada asturiana, que si esta ginebra tiene ochocientas destilaciones y el empleado que la destilaba había antes comido jamón  para que sepa mejor. Una locura.


Mas nieve aurifera




En el apartado gastronómico tampoco hay desperdicio, estos cocineros aprendices de brujo y no me refiero a los genios de verdad que todos conocemos, se limitan a hacer inventos con gaseosa, que desgraciadamente paga el cliente y encima pone cara de satisfacción. Antes a eso se le llamaba hacer de puta y poner la cama, trágico no creéis.


Navidad, navidad, dulce navidad


El oro es imprescindible en este plato de sushi


En cuanto a las operaciones de estética, ni que hablar. Yo estoy seguro que a un genial director de cine especialista en ciencia-ficción jamás jamás jamás se le hubiese ocurrido fabricar unas caretas semejantes para sus protagonistas, a veces veo bocas que un rape envidiaría, por no hablar de las glándulas mamarias, que seguro que acomplejarían a la mejor vaca suiza. Por cierto aviso a los tatuadores y ponedores de clavos en la nariz, deberíais educar a vuestros clientes donde deberían ponerse los clavos o el tatoo, por qué se ve cada cosa que a un surrealista le abochornaría. Imagino que no podéis hacer nada ante el buen gusto de vuestros clientes/as.




                                                                   Buscar las diez diferencias 





Resumiendo, que el panorama del lujo creo que pasa por sus horas más bajas en cuanto  a diseño y la calidad de sus usuarios, en el mundo existe gente con gusto, no todos somos nuevos ricos chinos o rusos o dictadorzuelos a los que el pan de oro forma parte de su dieta de ego personal. Como dicen “no hay campo sin grillo, ni hortera sin amarillo”.


Los chinos si tienen clase. Fijaros que excusao tan bonito


Los automóviles también tiene cuota de mercado


Gracias por leerme y por tener paciencia, cuando leo o veo las cosas antes citadas me da por meterme con todo el mundo.

Besos a todos.







2 comentarios:

  1. En tiempos de catástrofe, terremotos, guerras, penurias, las canciones son bonitas y las personas comen lo que tienen con una sonrisa. En tiempos de abundancia las canciones son feas y la gente come mierda con un gesto de glamour que oculta un mohín, claro que esa materia es cara, muy cara.

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Interesante y profunda reflexión.
    Muchas gracias por participar en mi blog
    Saludos

    ResponderEliminar