martes, 3 de abril de 2012

NEGRONI. UN CÓCTEL CON TITULO NOBILIARIO






 Hola de nuevo

Como es costumbre en este blog de ir añadiendo cocteles clásicos, os voy a presentar un clásico de la coctelería italiana, el Negroni.

A principios de los años 20, Florencia era una ciudad pujante, la alta sociedad de la época se reunía en el Café Casoni, lo más florido de la aristocracia florentina y la clase política se daba cita en este lugar, que por entonces era una especie de tienda, se vendían bebidas, tabaco, perfumes y antigüedades a la vez que se servían bebidas y aperitivos. El café actualmente llamado Café Giacosa es propiedad del diseñador Roberto Cavalli.


El Café Casoni en la actualidad

Por aquellas fechas, a dicho café, acudía un prohombre de la ciudad, el Conde Camillo Negroni, hombre viajado, rudo y de costumbres fijas, siempre demandaba el mismo aperitivo, un Americano, una mezcla a partes iguales de Vermut rojo y bitter, en este caso Campari. Como el susodicho Conde era un tanto rudo, demando a Fosco Scarelli,  que por entonces era el barman del local, que animase un poco el bebedizo, este con buen criterio, añadió una parte más al coctel, en este caso dry gin ya que el Conde por lo visto había vivido en Inglaterra, le dio el visto bueno y paso a formar parte de la panoplia alcohólica del aristócrata



El Conde Negroni
.

Este es un cóctel  bastante fácil de preparar, siempre que se sigan escrupulosamente las proporciones, si te pasas de ginebra, sale muy alcohólico, si te pasas de vermut, sale una dulzaina.

Siempre es conveniente añadir las bebidas ya frías y poner un hielo (máximo dos) de reciente factura, eso es que no esté agrietado ni flojo, actualmente la tendencia es poner mucho hielo a las bebidas. Siempre se sirve en un vaso Old Fashion (vaso corto y ancho) directamente y se remueve muy suavemente para que el coctel no quede aguado. Se decora siempre con una rodaja de naranja y una piel de limón, algunos puristas solo lo sirven con la piel de naranja.


Un Negroni bien realizado 

Pasamos a dar la receta original:
Las proporciones son:
1/3 de London Dry gin, 1/3 de Martini Rojo y 1/3 de Campari.
Hay quienes prefieren utilizar el vermut francés Noilly Prat.


El Campari es esencial en este combinado

Es de vital importancia, respetar las proporciones escrupulosamente, ya que el éxito del Negroni, reside en el equilibrio de todos sus componentes.

Este coctel, es excelente como aperitivo antes del almuerzo o la cena, pero también es apto como copa. Personalmente es uno de mis cocteles preferidos y a la vez es muy cómodo de preparar.

Espero que os haya gustado y os animo a que lo probéis.
Saludos.

1 comentario:

  1. Definitivamente tengo que probar este cocktail ... que todo lo que lleva martini me suele gustar. Ya te contaré que tal me ha resultado.

    ResponderEliminar