sábado, 18 de febrero de 2012

HARISSA. LA SALSA PICANTE TUNECINA.






Hola de nuevo.

En este post os presentaré  una salsa, en este caso me refiero a una salsa picante y muy mediterránea. La Harissa. Esta salsa, una de mis preferidas, en primer lugar por su bondad post-ingestión (el que lo padece en silencio, ya sabe de que hablo), con un sabor muy agradable, un amplio abanico de utilizaciones, sobre todo en lo que a la cocina árabe se refiere, así como todo tipo de carnes, pescados preparaciones tipo falafel, cous, cous, tahine, pasta, etc.


algunas marcas populares

Esta salsa originaria de Túnez, en concreto de la zona de Cap Bon, al norte del país, es muy reputada en todo el mundo árabe y el Magreb en concreto. Usada en Marruecos, Libia, Argelia y por supuesto Túnez y la zona sahariana donde tiene un cierto deje de ahumada. No obstante la podéis encontrar en todos los bazares del mundo árabe y tiendas especializadas de Europa y EE.UU. No suele tener el efecto punzante de otras salsas, es mas adormecedor, mas al estilo de adormecimiento de los picantes japoneses y no me refiero al washabí, con este no se te ríe el culo.

Esta salsa como norma general está compuesta por chile picante seco y remojado en agua, polvo de coriandro, comino, sal y un sutil, casi imperceptible toque de ajo. Combina muy bien con el cilantro, las salsas de yogur árabes, la tahina (Pasta de sésamo) y es un fiel aliado de las salsas de tomate, sobre todo las de origen árabe, bien sazonadas y con un sutil perfume de cilantro.

distintos formatos

Yo suelo utilizarla a menudo, ya que sus presentaciones suelen ser muy cómodas, latas, botes de plástico y la mejor es en tubo del tipo dentífrico, si se tiene en la nevera sirve para sazonar muchos tipos de plato. Otro añadido más es que es muy barato, probablemente un euro por tubo.

En caso de que la hagáis vosotros mismos, cosa muy fácil, os recomiendo que la emulsionéis con aceite de oliva. Sobre todo poneros guantes o no os rasquéis el ojo.

Os recomiendo que siempre tengáis un tubito, por ejemplo mezclado con una mahonesa te puede salir una salsa para tomar con patatas fritas o animar una salsa Napolitana o Arrabiata.

Un último pero importante consejo. Vigilar donde ponéis el tubito de Harissa, no sea que en la oscuridad lo confundáis con el del fiel Hemoal.

Sin ampliarme más, espero que sea de vuestro agrado.


1 comentario:

  1. Jajajaj que bueno lo de confundir el tubito de Harissa con el de Hemoal ....

    ResponderEliminar